Cómo conservar diariamente la higiene femenina

3 Jun

La belleza y la salud no sólo proviene del aspecto meramente físico, la apariencia, o de vestirse con la ropa de moda. La verdadera belleza se consigue con los cuidados personales, tanto por fuera como por dentro, y la higiene es un pilar básico para conseguirlo.

Mantener la higiene personal femenina no sólo te ayuda a luchar contra las infecciones y las enfermedades, sino que crea un halo de bienestar y una sensación de frescor a tu alrededor sintiéndote bien contigo misma. Gracias a los avances en dermatología existen cremas que ayudan a mantener la higiene íntima femenina protegiéndote al máximo de agentes perjudiciales junto con un estilo de vida saludable.

A continuación, vamos a repasar hábitos y costumbres que te ayudarán a sentirte esplendida por dentro y por fuera:

Bañarse con productos que respeten la piel

A veces, nos dejamos cautivar por olores y formatos de ciertos productos de ducha y baño. Pero lo que de verdad es importante es elegir geles o jabones que mantengan el equilibrio de tu piel, manteniendo su Ph para no alterar la mucosa protectora. Por último, es aconsejable que te duches con agua tibia en vez de caliente, así mantendrá tu piel sana y sin alteraciones.

Dieta saludable

Se han escrito ríos de tinta sobre las bondades del yogur o del ajo. Ambos ayudan a tener una flora bacteriana sana y equilibrada. Como siempre, la fruta y la verdura son la base de una alimentación óptima, evita beber alcohol y fumar, estas recomendaciones te beneficiarán a todos los niveles.

Siempre cosméticos naturales y diseñados para la zona íntima

Debemos recordarte que el flujo vaginal tiene la funcionalidad de limpiar y mantener a raya las infecciones y bacterias. Por lo tanto, el uso excesivo de jabones, limpiadores, y sobre todo, si no están elaborados para ello, pueden perjudicarte. Al igual que abusar de las duchas vaginales.

Por esto mismo, elige cosmética natural y geles humectantes para uso íntimo. Además de que estos productos elaborados con ingredientes seleccionados para garantizar frescor, protección e hidratación, te ayudarán a tener un día a día más cómodo durante más tiempo. E incluso tus relaciones sexuales mejorarán.

Relacionado  ¿Has oído hablar de las bragas mensuales? Te lo explicamos todo en este artículo

Por último, también es una buena costumbre realizar un lavado vaginal después de mantener relaciones sexuales, ya que después del coito, el intercambio de fluidos, o residuos de los anticonceptivos pueden producir irritación y dar pie a infecciones. Evita utilizar pañuelos húmedos o secos, pues a veces estos también arrastran bacterias.

La vergüenza no es excusa

Hace años, antes de que internet existiera tal como lo conocemos ahora, muchas mujeres se privaban de comprar estos productos de higiene íntima porque sentían cierta vergüenza. Ahora, gracias a las tiendas online puedes realizar tu pedido sin timidez. Ya todo son facilidades.

Finalmente, esperamos que estos 4 pequeños consejos, pero grandes en contenido, te hayan servido para comprender la importancia de la higiene íntima femenina para sentirte bien y cómodo durante la lucha del día a día.

Como último consejo, recuerda que es ideal ir al ginecólogo una vez al año para asegurar tu salud íntima. En este caso tendrás que ir personalmente, pero seguro que si vas a acompañada de una amiga o un familiar verás que es mucho más fácil de lo que crees. ¡La vergüenza no puede ser un pretexto para tener salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *