La importancia de una dieta equilibrada durante el embarazo

12 Oct

Cuando estamos embarazadas, es de vital importancia seguir una dieta equilibrada y saludable ya que depende de nosotras que el bebé reciba todos los nutrientes necesarios para crecer y formarse de manera adecuada.

Nuestras necesidades nutricionales y las del bebé, van cambiando a lo largo del embarazo y cuidar nuestra alimentación nos ayudará a una mejor distribución de las calorías y mantener toda la energía que necesitamos debido a todos los cambio que padecemos durante el mismo.

Durante esta bonita etapa necesitamos incrementar el consumo de proteínas, importantes vitaminas como ácido fólico, minerales como el hierro, etc.. Pero comer sano no significa, como decía mi abuela “tienes que comer por dos..” ya que un aumento descontrolado de nuestro peso puede influir negativamente en nuestra salud.

 

El incremento de peso de una embarazada, se aconseja que sea de un kilo a kilo y medio por mes. Entre 9 y 12 kilos de media es lo que nos recomiendan los especialistas todo dependiendo del peso inicial de la embarazada, ya que si tienes sobrepeso al inicio se recomiendo aumentar más peso y en los casos de bajo peso se les recomendará aumentarlo.

Como he dicho anteriormente eso de comer por dos, no es lo correcto, por lo que deberemos seguir una dieta que contenga unas 2000 kcal al día y ésta debería estar repartida: 15% proteínas, 25-30% grasas y 50-55% hidratos de carbono.

 

A continuación veremos algunos de los alimentos recomendados durante el embarazo:

  • Almidones, granos y cereales: Cereales de desayuno, una rebanada de pan al día, arroz y pasta integral, galletas saladas o galletas de fibra
  • Legumbres y vegetales: Todo tipo de verduras, especialmente de hoja verde y colores amarillo, rojo y anaranjado.
  • Frutas: Todo tipo de frutas, especialmente si son ricas en vitamina C como las fresas y las naranjas. Podemos comerlas entre las comidas, dos o tres veces al días.
  • Lácteos: Leche, queso y yogur.
  • Proteínas: Pollos, carnes, pescados, huevos y mariscos.
  • Grasas: Aceite de oliva, de almendra de coco
Relacionado  La fisioterapia, rehabilitación y ondas de choque

 

Y recuerda que si durante el embarazo has reservado una sesión fotográfica para embarazadas, si sigues una dieta sana y equilibrada, tu piel estará más hidratada, tersa y brillante y tu sesión de fotos será un éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *