La cosmética ecológica es un paso más hacia el cambio

29 Oct

El conocimiento es poder. Y sí es cierto que Internet nos está dando algún que otro problema a niveles sociales y ociosos. Pero lo cierto es que, gracias a diferentes plataformas activistas, asociaciones y grupos de científicos, biológicos y médicos pueden trasmitir desde la nube a cientos de personas, las injusticas éticas y morales contra el medioambiente y los animales que se comenten diariamente por todo el mundo.

Denunciando a su vez, el conjunto de estrategias y estratagemas fraudulentas de empresas y productos que no son lo que son, o que no revelan su parte más oscura.

La cosmética no se escapa de esto. Cientos de consumidoras, han dado el manotazo en su tocador, y han dicho basta a la crueldad animal y a productos elaborados con compuestos sintéticos perjudiciales para la piel y para el planeta.

En los últimos años, según distintos Observatorios y plataformas de estadísticas, creen que este incremento tan grande se debe, a que el Buyer Personal de estos productos, se ven influidos por sectores como lo es de la alimentación y la comida vegana, la política ecológica y partidos que apoyan un cambio de paradigma, o el incremento de Santuarios de Animales o de personas que deciden “sacrificar” su tiempo en proteger y amar a los animales menos afortunados. Todo ha he hecho despertar a un tipo de consumidor, que es mucho más consecuente de sus actos y se retroalimenta de un sector y de otro.

Al final todo deriva a una misma filosofía: cuidar tu entorno con un consumo responsable y ser proactivo en protegerlo.

Productos BIO y la conciencia general

Así es como marcas como Acorelle, Alga-Maris, Cattier, Corpore Sano, Heliotrop, Cosmo Organic o Jasön, marca que pertenece a la PETA (Personas por la Ética en el trato de Animales) están teniendo mucha aceptación, entre otras.

Relacionado  Los hombres quieren también Cosmética Natural

cosmos certificado ecológico

Pero no solo la cosmética está teniendo una gran aceptación, las ONG están teniendo más apoyo, las plataformas de recaudación para justicias sociales y medioambientales también crecen… y es que el consumo está cambiando hacia uno más responsable. Lentamente, pero hacia la buena dirección.

Puede ser que algunos de estos movimientos sean solo por moda o puro postureo, pero la gran mayoría de ellos sienten lo que hacen y actúan según este palo de medir. Y lo más importante la transformación de algunas marcas, que no solo por el tema económico sino que, sus directivos se han dado cuenta del error. Muchos casos se pueden investigar en el sector de la ropa y el uso de animales.

Aunque estemos bombardeados constantemente con noticias malas y apocalípticas, existe otra humanidad. Otra sociedad, y otro individuo que está actuando por debajo de la mesa, que se preocupa por lo que compra, por los animales o por el medio ambiente. Y en mucho de los casos por todo esto a la vez.

Además, habría que añadir que la relación de consumista y producto, ha cambiado. Ahora, el comprador tiene la última palabra realmente y es mucho más difícil engañarlo. Tiene un arsenal de herramientas para investigar, comparar, opinar y descifrar si el producto es lo que dice ser.

Es por ello por lo que las marcas Bio, se esfuerzan es ser trasparentes y confirmar que todos sus productos son orgánicos, y respetuosos con la piel, el entorno y los animales. Temas que preocupan cada día más, a muchos consumidores.

Relacionado  Resultados del Sorteo 9 de Marzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *